Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

jueves, agosto 30, 2012

Lenguajes supuestamente neutrales.-

José María Delgado

En el telediario de la 1ª ya comienza a repetirse el término "régimen anterior" para referirse al franquismo por el busto parlante de turno. El genial ideólogo que lo diseñó, pues no es cosa de hoy, debió pensar que podría pasar por lenguaje neutral, aséptico, no-ideológico, en lugar de decir, "franquismo" "dictadura" o "dictadura franquista", nomenclatura propia de rojos, progres o vaya usted a saber. Naturalmente, quien habla así, la televisión que así se expresa,  se "retrata" tanto como el que afirma ser "ni de derechas, ni de izquierdas".

Pero desde la aparente acera de enfrente, vamos, desde cierta izquierda mas o menos "extrema" tan fiel a la doctrina leninista del "derecho de autodeterminación" como solidaria con toda clase de nacionalismo soberanista, independentista, resulta prohibitivo llamar "España" a este país, si no se quiere ser tildado de "españolazo", vamos, una manera seudo simpática de llamarnos franquistas o, si se nos apura, fascistas. El soporte ideológico de tales posicionamientos radica en afirmar que llamar "España" al territorio bajo control del estado español es tanto como actuar performativamente impulsando el nacionalismo español, dando por supuesto que se trata de una nación, presupuesto que ellos niegan. Y aúnque así fuera, quien dice "España" para referirse a su país no pretende ni sabe, como sucede con los pájaros y la aeronáutica, de nacionalismos, por ello no le preocupa ser neutral o no entre el estatal-español y el periférico-secesionista, solo pretende aludir a una parte del planeta en la que se considera  incluido, vinculado en razón - no elegida - de nacimiento.

Que España sea un estado-nación que parece hoy deshacerse, nación fabricada desde el estado, no niega que Cataluña sea a su vez otra nación, también nación-estado fabricada básicamente a través de politicas públicas diseñadas desde la Generalitat o administración paraestatal catalana. Que una se halle en la actual coyuntura  en  trance de deshacerse y la otra en vias de crecer y consolidarse es cuestión que nada tiene que ver con la antropologia y si con la política. Y como no, con la eufemisticamente llamada "cuestión social".

Por de pronto pretender llamar a este país "estado español" es algo tan inadecuado como ridiculo, si los nacionalistas periféricos pretetenden deshacer el - según ellos - equívoco de denominar "España" a la vez al conjunto del territorio estatal y a la vez a la parte del estado que quede una vez exceptuada Cataluña y las otras comunidades secesionistas, tendrán que inventar otra acepción mas respetuosa con la realidad sociológica de su propio país, allí donde las fronteras de clase y origen modifican y detienen el imaginario soberanista y la gente no tiene problema en llamarse, también, españoles.

domingo, agosto 26, 2012

Perpectiva de ruptura

Antonio Santamaria

El autor analiza los cambios acontecido en las sociedades española y catalana como consecuencia de la lucha de clases en torno a la gestión de la crisis, a las ventajas que la burguesía catalana trata de obtener de ella y su vasos comunicantes con el Partido Popular, mas que visible en el mutuo apoyo alrededor de las medidas represivas últimas contra manifestantes y huelguistas, en las que CiU va a la vanguardia. 

Toma nota asimismo del interesante movimiento que aparece como salida política de la agitación y el descontento socio político: la apertura de un Proceso Constituyente donde se ponga en cuestión - como no podía ser de otra manera - todos los vicios, autolimitaciones, servidumbre a los poderes económicos y financieros locales e internacionales, que la constitución del 78 proteje. 

sábado, agosto 25, 2012

¿Quien no podrá cobrar los 400€?

 El Pais


El Gobierno ha establecido tres requisitos para acceder a los 400 euros del plan Prepara. En primer lugar, debe tratarse de un parado de larga duración, es decir, que haya pasado 12 de los últimos 18 meses sin trabajo. En segundo lugar, sus ingresos, así como los de todos los miembros de su unidad familiar, no podrán superar los 481 euros, el 75% del salario mínimo interprofesional, de 600 euros. Así, deberán sumarse las rentas de toda la familia, incluidos los padres, en caso de que convivan con el desempleado, y dividirse entre los integrantes de la unidad familiar. Hasta ahora, solo se incluía en este cálculo al cónyuge y a los descendientes. Por último, el parado debe acreditar que ha buscado activamente empleo desde que agotó su prestación hasta que pidió la ayuda. Estas condiciones afectarán especialmente a quienes la crisis haya empujado a volver a vivir con sus padres. La casuística es enorme, pero algunos ejemplos pueden reflejar qué impacto tendrá la modificación:

» 2.415 euros para cinco. La familia Gómez está integrada por dos cónyuges y tres hijos. Los dos menores aún estudian en el instituto, y el mayor es un parado de larga duración que se ha visto obligado a regresar al domicilio familiar. El padre percibe un sueldo de 1.300 euros, y le quedan solo dos años para jubilarse. La madre cobra 1.115 euros. El desempleado no podrá acceder a los 400 euros porque los ingresos por miembro de la unidad familiar ascienden a 483 euros.

» 1.512 euros para tres. Los Pérez son tres. El padre se ha prejubilado y cobra una pensión de 1.512 euros. La madre es ama de casa. Su hija no ha llegado a abandonar el domicilio familiar porque su sueldo nunca se lo ha permitido, se ha quedado en paro y acaba de agotar su prestación por desempleo. No podrá cobrar los 400 euros porque cada miembro de su familia percibe 504 euros, según el plan Prepara.

» 1.928 euros para cuatro. En la familia Rodríguez solo trabaja la madre, que tiene un sueldo de 1.400 euros. El padre cobra una pensión de 528 euros. Su hija menor va a la universidad y su hijo mayor, parado de larga duración, no consigue encontrar un empleo y ha regresado a casa. No podrá acceder, sin embargo, a los 400 euros del plan Prepara, ya que los ingresos por miembro de la unidad familiar alcanzan los 482 euros.

» 2.900 euros para seis. La familia Sánchez ha tenido que hacer hueco en casa para acoger a su hija, al marido de esta, ambos en paro, y a sus dos nietos. El señor Sánchez cobra 1.117 euros, y su esposa tiene un sueldo de 1.783 euros. Como han regresado al domicilio paterno, ni su hija ni su marido podrán solicitar la ayuda de 400 euros, ya que cada miembro de la unidad familiar ingresa 483,33 euros.

» 973 euros para dos. La familia Gutiérrez es monoparental. La madre, divorciada, cobra 973 euros. Tiene dos hijos. Uno de ellos se ha independizado, pero el otro ha regresado a vivir con ella porque se ha quedado en paro y no encuentra trabajo. No podrá cobrar los 400 euros porque su madre y él perciben 486,5 euros cada uno, según el cálculo que establece el plan Prepara.

Sudáfrica y el fantasma mexicano

 John Carlin

El Pais

Este fin de semana empiezan a enterrar a los mineros masacrados por la policía sudafricana en la mina de platino de Marikana. Habrá máxima tensión, pero no solo ante el temor de que el saldo de muertos supere la cifra de 44 ya alcanzada desde que las demandas de aumentos de sueldo de los mineros desembocaran hace 10 días en choques violentos. La tensión se extiende a toda Sudáfrica. Marikana no es un conflicto meramente local, no es una trágica aberración. Se ha abierto una caja de Pandora y lo que está en juego es nada menos que el gran e indiscutible logro desde que Nelson Mandela asumió la presidencia en 1994: la paz. Los herederos de Mandela en el Gobierno del Congreso Nacional Africano (CNA) pierden control y credibilidad; aumenta el riesgo de que las revueltas sociales se extiendan por todo el país.
Cuando pienso en Sudáfrica hoy día pienso en México y en George Orwell. La conexión mexicana, la verdad, se me ocurrió a los pocos meses de que Mandela ganara aquellas primeras elecciones democráticas, acabando con tres siglos y medio de dominación blanca, cuando me pidieron que hiciera de abogado del diablo y escribiera un artículo postulando una visión negativa de lo que podría pasar en la Sudáfrica liberada. Dije que temía que el CNA se acabara convirtiendo en un PRI, o en aquel PRI que en el siglo XX gobernó sin interrupción durante 70 años: es decir, en un partido revolucionario institucional en el que —como delata el nombre— se apela a la retórica progresista de siempre, en defensa de las masas y tal, pero el objetivo principal es perpetuar a una élite en el privilegio y el poder. El mecanismo que creó el PRI para forjar su “dictadura perfecta” —como, con mucho atino, la describió Mario Vargas Llosa— fue una coalición entre el partido dominante, el sindicalismo, el empresariado y otras fuerzas sociales, apoyada por las fuerzas de seguridad.
No me equivoqué. En México se ganó estabilidad a costa de corrupción endémica e injusticia social. En Sudáfrica se ha llegado, después de 18 años, a algo muy parecido. Como en la parábola de Orwell, Rebelión en la granja, los revolucionarios son hoy la imagen y semejanza (salvo en el color de su piel) de los antiguos amos que en su día, y con enorme sacrificio e idealismo, derrocaron. Las terribles escenas que se vieron en televisión la semana pasada de policías abriendo fuego contra mineros armados con machetes, y algunos con pociones que creían que les harían invencibles contra las balas, evocaron la época del apartheid cuando el único instrumento de persuasión que tenía el Gobierno blanco en relación con la mayoría negra era el fusil.
En la cúpula del CNA, un reducido grupo de nuevos ricos negros centralizan el poder
A esto se ha llegado en Sudáfrica. Menos mal que Mandela, a sus 94 años, se entera de poco de lo que ocurre a su alrededor, mucho menos de la realidad política nacional. La revuelta de Marikana, la más dramática de miles que se han visto a lo largo de este año en las localidades pobres negras del país, escenifica la frustración y la rabia de un creciente porcentaje de la población contra el poder establecido. En este caso específico, la frustración de los mineros surgió de la complicidad que detectaron entre la empresa británica dueña de la mina de platino, Lonmin, y el sindicato que toda la vida les había representado, el Sindicato Nacional de Mineros, conocido por sus siglas en inglés, NUM. Se convencieron de que la NUM, el sindicato más grande del país, había dejado de defender sus intereses y ahí nació Amcu, una organización más visceral que coherente, sin plan estratégico o ideología definida, pero que expresa los sentimientos de muchos mineros. Fue contra los mineros nuevamente incorporados a Amcu, en huelga por un aumento de sueldo, contra los que los policías dispararon.
La rabia de los mineros, la que desencadenó los actos violentos que condujeron también a la muerte de dos policías, a machetazos, proviene no solo de la convicción de que reciben sueldos miserables, sino de ver que los jefes sindicalistas viven, relativamente hablando, como reyes. El presidente de la NUM gana 25 veces más al mes que los mineros que se unieron a Amcu. Cuando apareció en la mina de Marikana después de la masacre no pudo salir del coche de policía que lo transportaba, por temor a que lo mataran.
Lo que ha pasado es que tanto la NUM, como otros sindicatos que hace 20 y 30 años estaban en la vanguardia de la lucha contra el apartheid, como el Gobierno del Congreso Nacional Africano con el que están íntimamente aliados, se han aburguesado. Y han perdido el contacto con la gente de a pie, especialmente la mayoría que vive en la pobreza, que tuvieron en los tiempos de la lucha por la liberación. Pertenecen a una clase de animal distinta, depredadora, que se reparte el poder y la riqueza entre sí. El movimiento de personal entre los sindicatos, el CNA e, incluso, el empresariado se ha vuelto fluido. Un personaje lo define. Se llama Cyril Ramaphosa, el fundador de la NUM en 1982, negociador número uno del CNA durante la transición a la democracia a principios de los noventa y ahora un magnate cuya fortuna se mide en cientos de millones de euros.
Ramaphosa, un favorito de Mandela en su día y para muchos el que debería de haberle sustituido cuando dejó la presidencia, es miembro de la junta directiva de Lonmin, considerados (y no solo por Amcu) como unos viles explotadores. Pero Ramaphosa sigue siendo no solo una figura emblemática en la NUM, sino uno de los barones más influyentes del CNA. Como en México en los años de gloria del PRI, las elecciones generales son insignificantes a la hora de determinar la identidad de futuros presidentes y de sus ministros comparado con las elecciones internas en la cúpula del CNA, donde un reducido grupo de políticos, sindicalistas y empresarios negros nuevos ricos centralizan el poder.
La cuestión es si la coalición dominante es capaz de cambiar los malos hábitos adquiridos
La visión macro de todo esto quizá no lo entiendan muchos de los millones de los habitantes de las chabolas de Sudáfrica, donde las cifras de paro son parecidas a las de España (aunque con infinitamente menos apoyo estatal), pero lo ven todos los días en las poblaciones donde viven. Ven que los representantes locales del CNA o de los sindicatos tienen coches nuevos, muchas veces Mercedes Benz, y viven en casas bonitas. Ven que los que ocupan puestos políticos en los municipios se ocupan más de enriquecerse, muchas veces de manera corrupta, que de servir a la gente, de proveer luz, agua, educación y sanidad decente para los que les han votado. Ven, en resumen, que con demasiada frecuencia la gente se incorpora hoy al CNA y a sus organizaciones aliadas no para construir un mundo más justo, sino para avanzar sus propios intereses.
Aguantarían la pobreza con resignación y paciencia, quizá, si no vieran que en la Nueva Sudáfrica, como en Rebelión en la granja, algunos animales son más iguales que otros. Pero sí lo están viendo, en toda su indisimulada obscenidad, y por eso en Marikana la olla de presión estalló, por eso en las minas vecinas el poder de Amcu crece, por eso en diferentes partes del país, incluso en la bella y turística Ciudad del Cabo, 1.500 kilómetros al sur de Marikana, se oye un alarmante runrún, se huele revuelta, entre los marginados.
¿Hay solución? Sí. Primero que el CNA tenga la astucia política necesaria para cooptar a los que se empiezan a rebelar, que reconecte con la gente, que utilice las palabras, no las balas, para persuadir. Segundo —y sin esto lo primero servirá solo como solución cosmética—, el CNA tiene que volver a principios básicos, tiene que recordar que, como dijo Mandela cuando salió de la cárcel, sus representantes son “sirvientes del pueblo”. Lo de Marikana ha sido como un infarto al que uno sobrevive, pero que deja un claro mensaje: o se cambia radicalmente de hábitos de vida o las consecuencias serán catastróficas. La cuestión ahora en Sudáfrica es si la coalición dominante es capaz de cambiar los malos hábitos adquiridos tras 18 años en el poder, o si la corrupción moral les ha contaminado, de manera irrecuperable, el alma.

viernes, agosto 24, 2012

La lucha final de la burguesía catalana

Jose Maria Delgado Gallego
 
¿Y no resulta penoso, insufrible, que las izquierdas españolas y republicanas - o viceversa - seamos a la vez secuestrados y cómplices, de las burguesías soberanistas catalana y vasca, que nuestro "federalismo" se halla convertido en una expresión vacía, palabra baúl, que solo expresa genuflexión ante aquellas, auxiliado en todo caso por una suerte de pócima que nos deja lobotomizados ante el proyecto de fragmentación del territorio español, con sus secuelas inevitables y acaso terribles, como es el tan querido por Wilson como por Lenin, "derecho de autodeterminación nacional"?
 
La lucha final de la burguesía catalana
José Luis Álvarez

Durante décadas CiU ha conseguido imponer el conflicto nacional con España al social interno. Siempre ha querido la independencia pero solo lo puede desvelar ahora que el soberanismo es políticamente dominante

CiU ha acelerado el ritmo de su larga marcha hacia la independencia. Ha transitado en pocos años del híbrido pujolista queja-colaboración al català emprenyat; de reclamar la integridad del Estatut a, olvidándolo, demandar la “caja y la llave” de una hacienda propia, a la Vasca, so pena de independentismo, sobre el que algunas encuestas reflejen el interesantísimo fenómeno de que obtiene más apoyo que el electoral de los partidos nacionalistas sumados.
Los problemas de Cataluña son graves. El déficit fiscal es real. Es inaceptable que la cuota de solidaridad de Cataluña con otras autonomías rebaje su posición en el ranking de riqueza autonómico. Pero, en política, cualquier acción, como la reclamación de pacto fiscal, se lleva a cabo por más de un motivo, intenta ser solución a más de un problema. Esta escalada es, principalmente, el intento de asegurar una dinámica soberanista irreversible, en una tesitura de fragilidad del estado español. CiU consigue, además, dos objetivos añadidos: no ser perjudicada en sus expectativas electorales por la crisis, cuya culpa ha externalizado al gobierno central y, que, cual PP valenciano, no le afecte el goteo de datos sobre su financiación irregular y casos de corrupción.

Si el catalanismo se permite este crescendo reivindicativo es porque ha dejado atrás su gran peligro histórico: que las clases trabajadoras, de cultura mayoritariamente no catalana, se opusiesen a su proyecto. Esta amenaza era acuciante porque CiU ha sido incapaz de ampliar su espacio electoral más allá de la clase alta y clases medias de origen catalán, nunca ha superado el porcentaje demográfico de éstas, poco más del 30% de la población. El catalanismo es la plataforma de hegemonía de la burguesía de origen catalán, y CiU es su partido.
Las tácticas que CiU ha elegido para mantener la iniciativa y hegemonía políticas, sin una demografía mayoritaria ni dominio electoral estable, para conseguir la máxima activación de sus bases y la máxima pasividad, cuando no subordinación, de su oposición, son una gran lección política.

Cataluña no tendrá una política exterior diferenciada y Merkel no la tratará mejor que Rajoy
Dos han sido sus tácticas principales. La primera resulta de la decisión más importante sobre todo gran cambio político: el ritmo de avance. J. Pujol escogió en su día el incrementalismo, basado en el reconocimiento que cambios sustanciales sólo suceden por sorpresa, porque, si son anunciados de inicio, el status quo desplegará tal resistencia que devendrán imposibles. En una “larga marcha”, como la de CiU, el avance es lento e irregular, pero irreversible; la perseverancia más necesaria que el coraje; los rumbos de navegación más aproximados que exactos; y la ambigüedad sobre el objetivo final esencial. CiU ha querido siempre la independencia pero sólo lo puede desvelar ahora, cuando el catalanismo está en aquel momento –que a Mao Zedong tanto interesó conceptualizar-- en que avances incrementales se transmutan en cambios rupturistas. Es la ocasión del gran salto adelante.
La segunda táctica ha sido priorizar los avances culturales. La lengua catalana y sus instrumentos de consolidación --el sistema educativo y la televisión pública-- son tan importantes que A. Mas repetidamente utiliza la expresión “líneas rojas” para referirse a su blindaje. El catalanismo, como si siguiera a A. Gramsci, escogió el pausado ritmo evolutivo para dar tiempo a la hegemonía cultural como fase previa al dominio político.
Las tácticas de un partido como CiU no son suficientes para explicar dinámicas políticas compuestas de secuencias acción-reacción-contra reacción. Salvo cierta resistencia pasiva de la burocracia central en la negociación de transferencias, no ha habido grandes reacciones por parte de los partidos españoles a las reivindicaciones incesantes del catalanismo. Si el miedo a los inmigrantes de otras partes de España explica las tácticas de CiU, otro temor explica la pasividad de los partidos españoles. Éste tomó cuerpo el 30 de Mayo de 1984, cuando una airada manifestación catalanista protestó la imputación de J. Pujol por el affaire Banca Catalana. Aquel día PSOE y PP cogieron miedo al catalanismo y su capacidad de movilización. No se podían permitir otro problema nacionalista a añadir al vasco, entonces con ETA en su zenit. Este miedo, más los incentivos de formación de mayorías en las Cortes, explican la no resistencia de PP y PSOE al incrementalismo catalanista.
Pero si hay un partido que ha facilitado el avance del catalanismo ha sido el partido socialista de Cataluña. En su role de partido de gobierno desde los años del President Pujol, cuando nacionalistas y socialistas se repartieron la administración del país --Generalitat para CiU, ayuntamientos para la izquierda-- el PSC se concibió a sí mismo como un partido interclasista. Pero la transversalidad del PSC fue desigual: mientras su base electoral, siempre fiel, fueron los barrios y ciudades obreras de emigrantes españoles, sólo logró avances blandos en los segmentos profesionales más cosmopolitas de la clase media. El PSC renunció a aquello que es esencial a todo “partido”, que es, precisamente, “partir”, dividir, aunque sea a un país, para ganar. Y sólo hubiera podido hacerlo desde la activación de su base emigrante haciendo de la confrontación social, alimentada por la cultural, el conflicto dominante del país. Al tratar Cataluña como realidad suprema, inmanente, indivisible y socialmente neutral, el PSC adoptó el supuesto básico de todo nacionalismo, liberando las rutas de avance de CiU.

Los que mandan son unos 400. La independencia consolidaría la hegemonía de esta élite tradicional
La imposición de conflictos es la más formidable de las armas políticas y, durante décadas, gracias a la pasividad del PSC, CiU ha conseguido imponer el conflicto nacional con España al social interno, incluso ahora, en la mayor crisis social. El soberanismo es políticamente dominante en Cataluña.
Sin embargo, la burguesía catalana no ha finalizado su travesía. España es ahora un ente de soberanía limitada, subordinada a una estructura superior. A CiU le queda un segundo reto: el plácet de Europa. Para obtenerlo ha de volver a acertar sus tácticas. La primera decisión, dificilísima, será elegir entre dos opciones: Ante Europa ¿es más factible la independencia “en un solo país”? o ¿es más conveniente ligar las aspiraciones de Cataluña a un bloque de naciones sin estado? Y tiene, también, que acertar las respuestas a las preguntas esenciales a todo conflicto. Primera, ¿cuánta visibilidad –p. ej., referéndums, insumisión?: puede ser alta. Segunda, ¿cuánta intensidad –p. ej., arriesgar el bienestar de la población?: ha de ser baja. Y ¿cuánto implicar a otros actores –p. ej., organismos internacionales, observadores?: puede ser mucho. La lucha final de la burguesía catalana será internacional.
Si CiU acierta sus tácticas Cataluña será independiente. Pero será un estado-nación cuando éstos ya no son lo que eran. No desfilará por Barcelona el 11 de Septiembre la división acorazada Guifré el Pilós. No se imprimirá una moneda propia. No tendrán las embajadas extranjeras enormes sedes en la Diagonal. Tampoco tendrá una política exterior diferenciada que importe. Y A. Merkel, o quien sea, no tratará a Cataluña mejor que M. Rajoy. El independentismo es posible porque, para un mundo globalizado, la independencia de un país petit –por utilizar la expresión de J. Guardiola-- es irrelevante.
Pero la independencia sí sería relevante hacia dentro de Cataluña, un país que puede ser pequeño pero que genera, admirablemente, un enorme valor añadido, económico, social y cultural. F. Millet, el destacado miembro de la burguesía barcelonesa implicado en el affaire del Palau, declaró, ya famosamente, que en Cataluña los que mandan son unos cuatrocientos, que se encuentran en los mismos sitios, que son como una familia, parientes o no. La independencia consolidaría definitivamente la hegemonía de esta élite tradicional. No sólo de ella. También la de las clases medias afiliadas a la misma, a las que pertenecen los miles de cargos y políticos de la Generalitat catalanista, y los miles de consultores, proveedores y empresarios que viven directa o indirectamente de la administración autonómica. Lo que se juega con la petición de pacto fiscal-y-si-no independencia es, además de una de las posibles soluciones a los problemas económicos de Cataluña, el grado de monopolio que, en la globalización, éstas clases tendrán sobre la captura de ese valor añadido.
Que la burguesía catalana reivindique estructuras estatales en una Europa donde éstas son cada vez menos relevantes indica que, en un mundo de competencia abierta, necesita utilizar todos los mecanismos para mantener su hegemonía. Poco sorprendente, dada su centenaria tradición proteccionista. El independentismo es la fase superior del proteccionismo. Que sea factible es mérito de CiU y demérito del PSC, el partido que no se atrevió a partir.

José Luis Álvarez es doctor en Sociología por la Universidad de Harvard.


martes, agosto 21, 2012

La masacre de Marikana, Sudáfrica.

Alberto Arias


Foro Luxemburguista Internacional
Colectivo Signos del Topo


El jueves 16 de agosto de 2012 ha ocurrido en Sudáfrica una terrible matanza de trabajadores en el asentamiento Wonderkop, en las proximidades de la mina de platino de Marikana (a unos 80 km al noroeste de Johannesburg): treinta y cuatro mineros, de unos 3.000 del sector Perforación, en huelga contra la empresa británica Lonmin –una de las compañías líderes en producción de platino para la industria mundial– han caído ametrallados salvajemente por la policía del Estado sudafricano. La masacre dejó también algunos “desaparecidos” y un centenar de heridos, varios de gravedad. Hubo también 259 detenidos.

Esta masacre se suma a las diez muertes en días previos, ocurridas en el marco de un conflicto por aumento salarial y mejoras (que incluye un enfrentamiento entre el sindicato pro-oficialista y el opositor que impulsa la lucha), con una huelga de varios días con acampe en las cercanías de la mina y en medio de un debate y lucha por la nacionalización/estatización de la minería, más el recurso a la represión por parte de la policía del Estado, en este caso enviada por el gobierno del “progresista” Jacob Zuma (del Congreso Nacional Africano) a pedido de la empresa Lonmin y de los miembros de la alianza gobernante. (1)

EL CNA (ANC, en inglés), el mismo de Mandela, se autodefine como un “movimiento de liberación nacional” constituido por una alianza tripartita (2) con el SACP (South African Communist Party) [Partido Comunista de Sudáfrica] y el COSATU (Congress of South Africans Trade Unions) [Congreso de Sindicatos Sudafricanos]. “La Alianza se basa en el compromiso común de los objetivos de la Revolución Democrática Nacional, y de la necesidad de unir a la mayor parte posible de los sudafricanos detrás de estos objetivos”, reza su sitio oficial en la web (3). Gobernante desde 1994, el CNA ha atravesado por numerosas crisis en torno a la corrupción de sus dirigentes y estructuras burocráticas.

La lucha minera alcanzó un punto caliente el viernes 10 de agosto cuando se toman medidas de acción directa para el éxito de la huelga, que dos días después derivan en los enfrentamientos mencionados, donde ocurren las muertes de seis mineros, dos empleados de seguridad de Lonmin y dos policías.

Entonces, un comunicado de prensa de Lonmin (4) dice el 12 de agosto: “La empresa solicitó de inmediato el apoyo de los Servicios de Policía de Sudáfrica (SAPS) para tratar de contener la violencia en apoyo de sus propios procedimientos de seguridad”. Y termina diciendo: “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a restaurar la paz y el orden”. Paz y orden que según la empresa fueron quebrados por las acciones “ilegales” de los huelguistas que el viernes 10 de agosto pararon, marcharon, manifestaron, acamparon, armaron piquetes y, el domingo 12, intentaron tomar un sector de la mina, habiendo frenado antes a los “carneros” (rompehuelgas) que querían presentarse a trabajar.

Pero no solo la empresa pidió que la policía actúe e imponga orden.

El 14 de agosto el portavoz del mencionado Partido Comunista escribe en su sitio oficial: “... el SACP [Partido Comunista de Sudáfrica] pide a la policía actuar con rapidez y castigar a los alborotadores que han sustituido la razón y el diálogo por las balas”, en referencia a los enfrentamientos entre los huelguistas y los rompehuelgas del sindicato oficialista. (5)

El 15 de agosto, un día antes de la matanza, el CNA, dice: “El ANC elogia al Servicio de Policía de Sudáfrica (SAPS) y al South African National Defence Force (Fuerza de Defensa Nacional) por su rápida intervención y el despliegue de cerca de tres mil (3.000) agentes de la policía fuertemente armados... La presencia policial ha suprimido las tensiones, y estamos encantados de que la calma se haya restablecido. Hacemos un llamado a la policía para asegurar que los responsables de los asesinatos sean detenidos”. (6)

Finalmente, el mismo día de la masacre la burocracia sindical del oficialista COSATU acusa, con burdas mentiras, a los huelguistas de ser... ¡los responsables de la masacre que los tiene como víctimas! (7)


• Una masacre filmada


La masacre del jueves 16 de agosto de 2012 en Marikana ha sido filmada desde pocos metros de distancia, casi “desde adentro”, cuando es ejecutada por la policía en el momento mismo en que se procede (por orden superior) a intentar desarmarlos de sus palos, machetes y lanzas, y desalojar a los huelguistas, dispersándolos con balas, gases y vehículos antimotines de gran porte y bien pertrechados. (Véanse varios videos en Youtube: “Marikana”) (8)

Lo que muestran las imágenes es que un numeroso grupo de obreros reacciona ante los gases, los camiones y las balas que le son arrojados desde varios flancos (en los videos se escucha y se ve claramente cómo hay numerosos disparos de la policía previos al ametrallamiento final), corren y avanzan hacia donde se encuentran apostados decenas de policías uniformados, cuyo comandante tras aguardar unos diez segundos de ametrallamiento (del que participan casi todos los uniformados con armas automáticas, pistolas y rifles), es decir: tras centenares de disparos, a viva voz y con su mano alzada da la orden de ‘alto el fuego’ (casi como si se tratara de un pelotón plantado ante un paredón de fusilamiento). Tras la humareda y polvareda que se empieza a disipar se ven los cuerpos sin vida y la agonía de decenas de trabajadores de las minas de platino.

A pesar de las evidencias fotográficas y audiovisuales, la policía y el gobierno salieron inmediatamente a negar su responsabilidad, aduciendo “actuar en defensa propia”, cuando todo muestra que la acción comenzó con el intento de desalojo por parte de la policía. La prensa sudafricana habla de “una formación de oficiales que trataba de dispersarlos” y que “el tiroteo ocurrió después de que la policía no pudo conseguir que los mineros en huelga entregaran machetes, palos y otras armas” (The Star, 17 ago 2012). (9)

Tras la masacre, la consabida cantinela quedó registrada en periódicos y declaraciones públicas: que “hay que ver qué pasó”, que “fue en defensa propia”, que “compartimos el dolor”, que “no es momento de echar culpas sino de calma y recogimiento”, que “se investigará a fondo”, que “la empresa asistirá a las viudas y los huérfanos”... ¡Las frases hipócritas y cómplices que venimos escuchando en todos los crímenes y masacres de lesa humanidad y de trabajadores a mano de los explotadores, en todas partes y desde hace ya centenares de años! (10)

Pero la empresa capitalista no puede respetar ni esperar los tiempos del luto y el dolor obreros. Mientras terminamos de escribir esta nota, llegan las noticias de que Lonmin, tras la inconmensurable masacre, desafía descaradamente a los mineros “intimándolos” a volver al trabajo este lunes 20, dándoles un ultimatum claramente amenazante: “Los empleados por lo tanto, podrían ser despedidos si hacen caso omiso del ultimátum final”. “Volver al trabajo sería un insulto a los 34 compañeros asesinados por la policía”, ha sido el primer comentario de los huelguistas. (11)


• Ante la “lección” represiva, continúa la lucha a vida o muerte

Una masacre como esta busca “aleccionar” a la clase obrera africana y mundial en un momento muy especial de la “banca / rota” que sacude regiones y continentes. No hay “errores”, no hay “excesos”, no hay “legítima defensa” posibles para lavarles la cara a las grandes corporaciones mineras y a sus mandados: el gobierno “progresista” sudafricano y sus fuerzas de represión.

Los señores del platino (inevitablemente unidos a los intereses de las finanzas mundiales, además de los de la industria) están dispuestos a todo antes que abandonar los “lógicos derechos” (léase ‘beneficios’) de los propietarios del saqueo y la explotación de recursos naturales que deberían pertenecer a todos los habitantes del mundo, llámense platino, oro, coltan, petróleo, carbón, pesca, cultivos, maderas, aguas, tierras, o como se llamen.

Sin embargo, la lucha por las condiciones de vida y trabajo y por el salario en las minas sudafricanas, así como por la nacionalización/estatización de la minería, continúan y son cuestiones “de vida o muerte”, que derivarán sin duda en acontecimientos y crisis aún más decisivos (entre ellos la crisis al interior de la alianza gobernante y con sus cómplices externos).

Como afirmó un minero (según Associated Press): “Nos pueden golpear, matar, patearnos y pisotearnos..., pero no vamos a volver a trabajar, si quieren emplear a otras personas ellas tampoco podrán trabajar. Nos quedaremos aquí y las mataremos”. Y otra trabajadora de las tiendas de la empresa ha dicho: "La administración [de Lonmin] envió a la policía para matar a nuestros maridos, hermanos e hijos, pero vamos a luchar como ellos por nuestros derechos".

Resuenan aquí las palabras de Rosa Luxemburg hablando de la gigantesca lucha de los mineros ingleses de 1893: “Gracias a la libertad de reunión, los mineros organizaron miles de reuniones al aire libre y los más elocuentes los animaron con discursos enardecidos para seguir resistiendo y para la lucha; apasionadas, las masas manifestaban su acuerdo. Especialmente las mujeres de los mineros se destacaban por su firmeza y proclamaban a los gritos que antes de permitirles a sus maridos e hijos regresar al trabajo y aceptar la miseria que les ofrecían, matarían a sus chicos... En cada una de las reuniones se decidió: continuar la huelga” (“La huelga de los mineros ingleses”, nov-dic 1893). (12)


• La violencia “fascista” del capital “democrático”


Evidentemente, el terrorismo de Estado puede tomar variadas formas a la hora de defender los intereses del capital. Pero así como sería un crimen aceptar la versión (que pretenden imponer) de que se trata de “un exceso de la policía”, sería un grosero error creer que estamos ante “un resabio del apartheid”, como repiten muchos. El enfrentamiento clave y de fondo es entre el capital que usa a sus sicarios legales e ilegales para la defensa de sus intereses, y los trabajadores que dan la vida, primero, cuando son explotados en las minas y, luego, para la defensa del sostén elemental para sus familias.

En la actitud decidida y desafiante de los mineros ante el armamento de los uniformados debemos reconocer el valor (con la idiosincracia de cada pueblo y sus tradiciones) de la clase obrera y de los explotados lanzados a la lucha: ahí resuena y late el valor de los jóvenes palestinos y sus piedras de liberación en la Intifada; ahí late el espíritu de los piqueteros argentinos frente a las policías privatizadoras y fondomonetaristas; ahí late el espíritu de la clase obrera, el famoso espectro que recorre los sueños terroríficos del buen burgués.

Este hecho espantoso no sólo muestra la brutalidad inaudita del sistema capitalista sino algo más: que policías negros que vivieron el horror del apartheid masacren así a sus hermanos hace patente que la dictadura del capital no tiene color.

Podemos ver aquí, en versión sudafricana siglo veintiuno y vestido de “democrático y popular”, al bárbaro procapitalista hecho de la misma fibra que los aviadores del Enola Gay y los marines de Abu Grahib y los carceleros de Guantánamo y los esbirros de las SS y los matones del gobierno israelí con sus lluvias de bombas sobre los niños de Gaza, entre tantas otras “máquinas de matar”. Podemos reconocer a los protagonistas de la matanza de Iquique en 1907 en Chile, de los fusilamientos de la Patagonia rebelde en 1921, del genocidio de los pilagá en 1947 en el norte argentino, de la masacre de El Mozote en 1981 en El Salvador, de la masacre de Pando en 2008 en Bolivia..., sólo por nombrar algunas de las atrocidades cometidas por uniformados del Estado contra los trabajadores.

Aquí se pone una vez más en el tapete el hecho crucial de que los “demócratas” y “socialdemócratas” y “comunistas (estalinistas)” (Congreso Nacional Africano), incluso bajo el paraguas “multirracial”, “multiétnico” o “multicultural”, pueden llegar a ser más efectivos para el orden capitalista, bajo determinadas circunstancias, que los históricos reaccionarios y fascistas de piel “blanca”.

Al capital le importa poco, en última instancia, el color de la piel y el “color” de las ideologías: mientras se actúe a su servicio, los colores, las formas y los métodos importan en forma relativa al éxito de su cometido: fines que justifican medios.

Además, estas horribles imágenes que recorren hoy el mundo deben servir de aprendizaje para aquellos que sueñan con utopías pacifistas de cuentos de hadas, que al final de cuentas son reaccionarias. El proletariado debe armarse con su movilización de masas, con su organización independiente y unitaria, con su claridad política y su voluntad de poder y, sobre todo, con sus principios igualitarios, revolucionarios y socialistas, para enfrentar con éxito, internacionalmente, la barbarie del capital.

Es verdad que el espectro de su verdugo histórico, el proletariado, se les alza enfrente a los masacradores incluso ante cada “triunfo” parcial conseguido frente a las masas de trabajadores movilizados. Pero eso no basta: es responsabilidad de la clase obrera internacional, principalmente de sus sectores más conscientes y de sus múltiples agrupaciones y organizaciones, hacer lo necesario para castigar a los culpables y sus cómplices. La movilización, la organización y la claridad política son el camino.

Desde Signos del Topo hoy, como siempre, nos solidarizamos activamente con los mineros de Sudáfrica y con sus familias y compañer*s, así como con todos los trabajadores del mundo allí donde viven y luchan.

Llamamos a apoyar las movilizaciones a las embajadas de Sudáfrica donde las haya. A sumarse a las acciones colectivas donde éstas ya hoy se están proponiendo. Llamamos a exigir el castigo a los culpables. A reclamar la libertad de los detenidos y el apoyo a los mineros en huelga y a las familias afectadas. Llamamos a reclamar la unidad de los proletarios en esta lucha que nos concierne a todos.

¡Héroes de Marikana, presentes!
¡Que la crisis la paguen los capitalistas!


20 de agosto de 2012

Colectivo Signos del Topo
(creaciones / críticas / culturas)



REFERENCIAS:

(1). Véase una (elemental y parcial) Cronología de los hechos en:
http://www.iol.co.za/news/south-africa/lonmin-massacre-a-timeline-1.1364646#.UDKaUKkgchU

(2). La alianza tripartita del ANC:
http://www.anc.org.za/show.php?id=4769

(3). Qué es el ANC:
http://www.anc.org.za/show.php?id=172

(4). Comunicado del 12 de agosto de la empresa Lonmin: https://www.lonmin.com/downloads/media_centre/news/press/2012/20120811_-_Lonmin_condemns_violence_-_final.pdf

(5). Pedido del PC sudafricano a la policía:
http://www.sacp.org.za/main.php?ID=3719

(6). Comunicado del 15 de agosto del ACN:
http://www.anc.org.za/show.php?id=9824

(7). Las mentiras del COSATU:
http://www.cosatu.org.za/show.php?ID=6421

(8). Videos de la masacre:
http://www.youtube.com/watch?v=YbenAJv2xco

(9). The Star, 17 ago 2012:
http://www.iol.co.za/the-star/the-hill-of-horror-1.1364979#.UDKj0qkgchU

(10). http://ar.noticias.yahoo.com/sud%C3%A1frica-declara-semana-luto-oficial-muerte-mineros-144600002.html

(11). http://www.citypress.co.za/SouthAfrica/News/Lonmin-strikers-get-ultimatum-20120819

(12). Ver el texto de Rosa Luxemburg en el sitio web de Signos del Topo:
http://www.signosdeltopo.com.ar/000-051/minerosingleses.htm

Mineros asesinados en Sudáfrica y asepsia informativa

MINEROS ASESINADOS EN SUDÁFRICA Y ASEPSIA INFORMATIVA

Pluma roja
El tratamiento informativo dado por la mayoría de televisiones y periódicos nacionales a las imágenes del fusilamiento de 34 mineros de la empresa Lomnin, dedicada a la explotación del platino, en Marikana ( Sudáfrica), llama poderosamente la atención por dos elementos: la asepsia y el silencio. 
34 Mineros murieron por disparos de la policía sudafricana
Ante la represión policial y sus consecuencias mortíferas no ha salido la consabida voz en “off” ni el aviso de que el vídeo podía herir, por su crudeza, la sensibilidad del espectador. Tampoco se ha editorializado o utilizado la carga de adjetivos reservados para otras ocasiones. Los presentadores, con voz neutra y distante, se han limitado a enunciar lo que estábamos viendo, sin concesiones a la sensibilidad o a cualquier atisbo de humanismo afectado.
Y rápidamente se ha sustituido la noticia por otra distinta, sin regodeo en la sangre, ni en las convulsiones de los moribundos, ni en los ayes y lamentos, pese a que todo estaba grabado. Sin repeticiones una y otra vez de la imagen. Lástima que los muertos no fuesen cajeros de Mercadona y hubiesen recibido, en lugar de centenares de tiros mortales a bocajarro,un minúsculo empellón.Todo limpio, aséptico.
También ha destacado la sonoridad del silencio. No hemos podido escuchar, más allá de los consabidos lugares comunes de “ pesar”, la voz de Hillary Clinton condenando ni amenazando, ni de sus palmeros pidiendo la intervención militar, ni la de todos los que magnifican cualquier mínimo incidente en Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador o Argentina, rasgándose las vestiduras por la violación de un derecho. Al parecer la vida no lo es.
Pero todo tiene su lógica. Aunque las imágenes nos recuerden , por su puesta en escena, a las ya vistas durante los años del “ apartheid” y la matanza sea la mayor perpetrada desde que éste se abolió en 1994, la visión de los dueños de los medios de difusión, de la oligarquía , es distinta: sólo se trataba de un conflicto social, pues los convocantes, la AMCU ( Asociación de la Minería y la Construcción), reclamaban mejoras salariales y a la hora de ejecutar a trabajadores, colaboraron sin problemas, codo con codo, policías blancos y policías negros.
Es más, la comisaria general , Mangwashi “ Riah” Phiyega , que pudo sufrir -por el color de su piel- en su juventud segregación y marginación, aclaró apresuradamente que la policía ”usó la fuerza para defenderse”, adjuntando como prueba tres machetes y cuatro palos incautados.
Y la empresa Lomnin lanzó su insultante comunicado en el que , por supuesto, “lamenta profundamente” lo ocurrido pero recuerda que el problema “no es de relaciones laborales, sino de orden público”.
La situación vivida en Sudáfrica nos debe servir al resto de trabajadores como lección práctica de Historia.
Me explico: el capitalismo depredador va siempre a intentar que el Estado como garante de derechos a los ciudadanos desaparezca y sólo tenga competencias de Defensa y Policía … Bueno, menos al parecer próximamente en las cárceles españolas donde se buscaría sustituir en sus labores a la Guardia Civil por empresas de seguridad privada con dueños muy próximos al partido que hoy (des)gobierna.
En esta visión ideológica, los conflictos que se generan inevitablemente pasan a tener tratamiento de orden público y sólo se contempla la represión indiscriminada de los mismos, no las causas que los provocan, para evitar temidos “ contagios”.
Nada nuevo. Es la fórmula que el capitalismo lleva aplicando desde los albores de la Revolución Industrial.
La lección: los derechos que estamos perdiendo a pasos agigantados con la excusa de la crisis, no cayeron del cielo ni vinieron de la nada. Se obtuvieron con sangre, lucha y movilizaciones. Seguramente harán falta nuevos muertos y más represión para que, al final, los mineros surafricanos vean mejorar sus condiciones laborales o cumplidas sus reivindicaciones.
Por ello,para mantener los nuestros no vale solamente el quejido. Es imprescindible la organización y la resistencia. El amo, si pudiera , siempre nos mantendría sometidos. Sabe de antemano que una parte no desdeñable de la ciudadanía, convenientemente asustada, es capaz de renunciar a su libertad y pedir voluntariamente el papel de esclavo .

domingo, agosto 19, 2012

Entrevista a Sanchéz Gordillo en ABC

Sánchez Gordillo: «Seguiremos asaltando supermercados porque es lo que molesta»
El alcalde de Marinaleda responde a ABC todas las preguntas suscitadas tras los asaltos a los establecimientos de Sevilla
tatiana g. rivas@TGrivas / sevilla
Día 12/08/2012 - 16.25h


Juan Manuel Sánchez Gordillo (Marinaleda, 1952) se hizo con las riendas de la pedanía de Marinaleda (Sevilla) en 1979. Desde hace 33 años no ha abandonado su peculiar bastón de mando. Aboga por el comunitarismo y un socialismo anclado en teorías del siglo XIX y principios del XX. Lucha contra el sistema político y económico actual a base de ocupaciones pacíficas y chantajes mediante la alteración del orden, pero depende del Estado español para sobrevivir con las subvenciones públicas.

Nos abre las puertas de su humilde morada en una barriada de casas de autoconstrucción de Marinaleda. Cercano y sencillo se presta para responder a las preguntas que todo el mundo se ha hecho esta semana tras el saqueo a los supermercados, su nueva estrategia política para proteger a los más necesitados y que ya está siendo peligrosamente imitada.

-Todo el mundo se pregunta cuánto cobra al mes y si no podría destinar parte de su sueldo a la gente que pasa hambre.

-Vivo con 1.200 euros mensuales. Cobro 3.000 como diputado autonómico. De ahí, IU coge 1.000 antes de que me llegue a la cuenta. 800 euros los invierto en diferentes organizaciones solidarias.

-¿Del Ayuntamiento no percibe nada? ¿Y sus concejales? ¿Hay liberados sindicales o políticos?
-Nunca ningún cargo público en 32 años ha cobrado en Marinaleda. No hay liberados ni en el sindicato ni en el Ayuntamiento. Voy a proponer un reto al Gobierno y al PSOE e IU:
«Voy a lanzar un reto: que los políticos se pongan un sueldo máximo de 1.300 euros»
que se pongan un sueldo de 1.300 euros desde el presidente a los diputados y todos los alcaldes de España. Además, voy a poner a mi partido en un compromiso. Voy a solicitar que solo me lleguen 1.200 euros, que es con lo que yo vivo. Yo creo en la austeridad por solidaridad. ¿Cómo voy a mirar a los ojos al vecino de mi pueblo si vivo mejor que él?. No soy de izquierdas comunistas revolucionarios que viven en un pedazo de chalé con piscina. No creo en esa gente.

-¿Qué opina entonces de Llamazares? Le ha apoyado pero se endosa 6.000 euros mensuales.

-Siempre he tenido diferencias con él porque es más moderado que yo. Me ha gustado porque ha sido valiente.

- ¿No le parece populista o aprovechado?

-No. Cuando llega la hora hay que dar la cara. IU en su programa dice que es anticapitalista.

-Bueno...

R-Yo sé que no lo es. A veces he discutido con él y me he peleado, pero ha sido el más valiente de IU.

- ¿Cómo consigue Marinaleda dar servicio gratuito de asistencia a personas mayores, pisos a 15 euros el mes, impuestos reducidos y guarderías a 12 euros? ¿Como se paga todo eso?

-. Con subvenciones. Igual que a todo el mundo. Hay otro mito que dice que a Marinaleda le dan más subvenciones que a otros, y no. Lo que pasa es que la empleamos de otra manera. Las ayudas a mayores lo paga el Ayuntamiento con convenios con la Junta, con la Diputación y otras nuestro propio fondo. Al principio era con nuestro propio fondo. Los impuestos son bajos porque son todos indirectos. No se puede apretar mucho con impuestos como el iva.

-Es contradictorio. Abogan por el anticapitalismo, defienden el modelo socialista, pero sin embargo necesitan del Estado para tirar de servicios sociales. ¿Marinaleda entonces no necesita la ayuda de España para subsistir?

-Sí, pero Marinaleda, Andújar, Nebrija.... Yo estoy dentro de un sistema. Yo me quiero comprar unos pantalones normales y tienen que ser de marca porque ya no hay otros.

-Pero lucha contra él y se beneficia de él...

-Claro, pero no necesitamos unas ayudas especiales que algunos quieren demostrar. Recibimos lo mismo que el resto. Lo que mantiene a Marinaleda es la economía productiva, no las ayudas o subvenciones. El corazón es la agricultura y la industria. Pero la gente no vive del PER ni del subsidio. Vive, el 80% de sus ingresos de campo e industria. Eso no es subvención. Nos sirve solo para mantener algunos servicios, como otros pueblos.

-Me descuadra su discurso. Simplemente con acercarse a Marinaleda ves que algunos lucen un BMW, un Volkswagen Passat... también hay Seat Marbella. ¿Tiene coche?

-Ni coche ni casa. Donde vivo es de mi compañera. Todo el mundo tiene derecho a vivir bien. Cuando dicen: los comunistas o los rojos o los de izquierdas quieren acabar con..., no. Solo planteamos la propiedad privada de los medios de producción. Que no es lo mismo que tengas un coche, dos, tengas una casa o tengas lo que tengas.

-Por eso es un socialismo de mercado.

-Todo el mundo tiene que tener los bienestares máximos, pero todo el mundo. Nosotros decimos que tienen que tener límite. Y el avance y desarrollo tiene que ser que todo el mundo viviera mejor. Por eso es muy importante que los políticos y la gente que controla la economía viviera de una forma parecida a la gente de la calle porque así se preocuparían de tirar de la cuerda para adelante todo el mundo. Pero si vives 20 veces mejor te olvidas del que vive peor rápido. Porque el dinero es muy tentador.

-Y del BMW que hay en Marinaleda o el Passat, ¿qué decir?

-Pocos habrá. Tenemos que ser modestos en el consumo, pero vivimos en una sociedad de consumo y se hacen consumistas. Para que este mundo fuera razonable se tendría que moderar en el primer mundo. Nuestro consumo se hace a costa de que tres cuartas partes del mundo se muera de hambre, 23 veces la gente que murió en las torres gemelas. Es terrorismo del hambre, aunque nadie utiliza la palabra terrorismo para esa causa de muerte. Si bajara Cristo y viera lo que hay en este mundo, ¿crees que le gustaría? ¿qué pensaría? Lo crucificarían de nuevo

-Creo que si se fijase en Venezuela, por ejemplo, no le gustaría más que el resto

-Venezuela es un intento de hacer algunas cosas que nunca se preocupó nadie. Lo que intentó Allende por la vía legal, o Chávez, con todo lo que se le critique por la vía fácil, está intentando hacer viviendas al alcance de la gente, que nunca se hicieron. La corrupción es generalizada en todos los países de Latinoamérica, pero en los demás países se lo quedan y no hacen nada. Allí se están haciendo cosas en el campo. Como están en el punto de mira te crucifican por eso. Pues que me crucifiquen.

-¿Qué hay del supuesto viaje a Venezuela en los que se gastó 6.000 euros yendo en primera. ¿De dónde viene ese dinero?

-Yo viajo mucho. Siempre en turista por sistema. Primero porque no tengo dinero. Segundo por decencia y honestidad. No me gusta el lujo. Tampoco he estado en Cuba.

-Se le critica que lleve 33 años en el cargo como alcalde. ¿Cree que podría hacerlo otra persona mejor o no?
-Bueno, si tengo mayoría absoluta, es el pueblo el que decide. Además, nosotros hacemos primarias. Hemos planteado que se haga en todos los partidos. Primero hacemos un referéndum vinculante. No preguntamos el color. No tienen ni que firmar la
«No soy ningún santo, sino un referente moral para la gente»
encuesta. Los cargos son elegidos por la asamblea y revocarlos. Yo vivo con la gente. Estoy con ellos en todo momento. Si hay que dormir y luchar en una finca estoy. Si hay torta de la Policía también me la llevo yo. Vivo modestamente y hay resultados prácticos, es lógico que la gente me vote. Otra persona podría hacerlo bien, por qué no. Pero creo que he tocado el piano bien. Soy una persona cercana. No soy ningún santo. Soy un referente moral para la gente.

-¿Alguna vez ha recibido alguna crítica de su gente? Se dice que el que no está con usted se acaba yendo del pueblo porque se le da de lado.

-Siempre hay. Puedes ayudar a alguien 20 años seguidos. Si alguna vez no se puede, ya tienes un enemigo. Respecto a lo otro, eso es un rollo macareno del SOE. No se pregunta si se está afiliado o no ni el color a nuestra gente.

-El asalto a los supermercados no está recibiendo buena crítica. Si continúan saqueando y se convierte en efecto llamada ¿se sentiría responsable? ¿contento?
-Si hiciéramos lo de los grandes banqueros... Los directores de bancos a personas mayores que le han dicho que les den el dinero para plazo fijo y es perpetuo. Si los imitásemos. No hay delito, estafa... Todos los bancos al BCE al 1% y se lo venden al Estado
«Si el Gobierno no quiere más saqueos que se entregue la comida que vaya a caducar»
español al 6%. Paraísos fiscales, economía sumergida... Si se hubiera metido mano a esto no habría que ir a los supermercados. Hemos hecho un gesto simbólico. ¿Cuánto puede valer un carro de esos? Dicen que es un robo. Robo es cuando quitas algo a alguien para tu beneficio. Miremos la definición. Ahora, si coges algo para dárselo sin beneficio... Esos carros no representan ni el 1% de lo que los híper tiran a diario por caducidad. Si el Gobierno no quiere que demos más la lata, firmo mañana un pacto con el de Madrid y Andalucía. Si cuando un producto cinco días antes de que vaya a caducar se lo da a Cáritas o Cruz Roja, mañana ya no iríamos al súper. Que lo recoja por decreto. El que lo compra no coge el que le quedan cuatro días para que se agote.

-Como representante político tiene una responsabilidad. ¿Si los 5 millones de parados entrasen a saquear súper sirviéndose de ese ejemplo ¿no sería una imprudencia su acto?

-Pues si hay 5 millones de parados, que el Gobierno les dé un mínimo vital para que coman. A nadie le gusta meterse en un supermercado. Cuando tenga el mínimo no habrá ese peligro. Si dejas que pierdan todo, vivienda, trabajo, subsidio... No me acuses a mí porque te cree un revuelo. Si tienen un mínimo no lo hacen. Pero mañana la gente lo va a hacer. Ocupe o no Sánchez Gordillo un mercado. Debería servir de reflexión.

-En Marinaleda hay tres supermercados. Si la gente decide invadirlos u ocupar viviendas, ¿no necesita el orden del Estado del Derecho para evitarlo? De hecho, para optar a sus viviendas hay que estar empadronados dos años. No entra cualquiera. Tampoco a sus campos.

- Si tengo algo que necesitan, que entren.

-¿No es necesario ese orden?

-Sí, pero que la gente tenga un techo, una medicina, todo.

-¿Cree en el Estado de Derecho español?

-Ahora mismo es un Estado más de derechas que de derecho y sobre todo sometido a quien manda aquí, que es el poder económico. El problema de Europa es que ya los gobiernos no mandan. Para hacer los presupuestos de 2013, Rajoy va a tener que preguntar a la señora Merkel, los bancos alemanes y a los señores de negro. Nos podíamos ahorrar las elecciones generales y autonómicas. Total, hay que hacer lo que ellos dicen. La democracia occidental está siendo vaciada de contenido y estamos sometidos a la dictadura del mercado que no es libre. El mercado libre es un fantasma. Es un oligopolio financiero. Mercado libre estaría en la teoría de Adam Smith, pero nunca existió. Hay que ir hacia un modelo económico donde el ser humano y sus necesidades sean el centro de todos los quehaceres económicos, políticos,culturales, medioambientales, etc.

-¿Seguirá el saqueo a supermercados entonces?

-Seguiremos si no hacen nada para remediarlo con nuestras peticiones porque hemos tocado la tecla que molesta.

- Se dice que a veces tiene problemas para pagar a la gente de fuera.

- A veces se han retrasado los pagos porque no tenemos liquidez. Eso demuestra que no tenemos un duro.

-Este año ha declarado 1.500 euros en el banco, pero ha hecho alguna vez una declaración presumiendo de tener millones aún en pesetas, ¿no es así?

-No, millones, no. No tengo más cuenta corriente que la que tengo en Banca Cívica. La izquierda dicen que es solidaridad. Tendré que serlo si soy de izquierdas. Comparto lo que tengo con lo que no tiene. Cuando he sido profesor de instituto, que ganaría más que ahora, también lo compartía con niños saharauis, mi sindicato, mi gente... Si no yo no podría dormir tranquilo. El dinero para mí no es un valor.

-Se ha ha hablado estos días de un jefe de Policía que cobra más que Rajoy.

-No tenemos policía municipal desde hace 30 años. Teníamos uno que lo convertimos en alguacil. Gallardón dijo que teníamos también asesor jurídico, que le bajáramos el sueldo. Era supuestamente un ruso de la antigua URSS. Todo falso. Que diga un ministro de Justicia que le baje el sueldo a alguien que no existe...

-Ha declarado que no comulga con IU. ¿Por qué no salirse del partido y montar otro?

-No sé hasta cuándo la convivencia será posible. Solo sé que no voy a votar un recorte, ni nada que vaya en contra de mi conciencia, ni votar políticas neoliberales. Creemos que el pacto IU PSOE es un error. No tenemos dinero. Quién nos lo va a dar si queremos que se expropien los bancos (ríe). Si la izquierda no es anticapitalista no es izquierda. Cuando SOE e IU pactan las medidas y aplican los recortes igual que Rajoy no es un gobierno de izquierdas. En Andalucía no lo hay por su práctica. Hay un gobierno de rodillas a los bancos alemanes y la señora Merkel. Si no gira IU desaparecerá políticamente.

-¿Por qué quiere la independencia de Andalucía?

-Esos no somos nosotros.

-¿Pero ha flirteado con abertzales, ha pedido la libertad de presos de ETA?

-Hemos dicho que había que hacer lo que al final se ha hecho. Buscar un punto de diálogo. Un punto de encuentro. Como somos molestos nos quieren relacionar. Eso viene de una foto que vino la hija del Ché a Marinaleda. Había unos chavales del País Vasco y se puso una pancarta delante de los presos de ETA y me crucificaron cuando salió en Twitter.

-¿Defiende la violencia para obtener los fines?

-Siempre hemos llevado a cabo la no violencia activa. Con el malestar, había podido haber una mano negra si no fuera por nosotros. Nos lo han agradecido los políticos.

-¿Cuál es el modelo ideal de sociedad? ¿Una basada en el comunismo y el socialismo?

-Llámalo como quieras: humanismo radical, socialismo que no se parezca al del PSOE

-Pero sus referentes son Che Guevara, Hugo Chávez, Castro...

-Esos y Gandhi, Cristo, los anarquistas... muchos.

-¿Cuál es su máximo referente?

-Nosotros hemos visto muchas cosas y nos han inspirado, pero tenemos un modelo propio, autóctono.

-¿Se tendría que eliminar el dinero para vivir mejor?

-Darle otro uso, como intercambio.

-Ustedes venden aceite y otros productos agrícolas. Eso es capitalismo...

-Claro, chiquilla. Yo no soy un ángel ni la gente de Marinaleda son espíritus puros que no comen ni beben. Tienen que comprar, vender en el terreno que están.

-¿Se han planteado otro modelo para aplicar en su territorio?

-Sí, comercializar de manera como intercambio más justo. Un comercio más solidario. Lo intentamos en la medida que podemos, también la agricultura ecológica. A mí me gustaría hacer muchas más cosas que no he podido, por ejemplo la autosuficiencia energética para no depender de Endesa, por ejemplo. Tenemos suelo y sol, comprar placas solares y no revender la energía. Es una ley injusta que fomenta un monopolio.

Sanchez Gordillo: Seguiremos asaltando supermercados porque es lo que molesta - ABC.es

lunes, agosto 13, 2012

Vicençs Navarro toma partido ante la acción del SAT en los hiper

"Y el máximo argumento de tal denuncia era que el hurto era ilegal, exigiendo el cumplimiento de la ley. Aunque, repito, fuera previsible que las fuerzas conservadoras respondieran de esta manera, es sorprendente y rechazable la condena que tal acto tuvo por sectores de las izquierdas gobernantes. Tales voces olvidan que los mayores cambios ocurridos en nuestro y en otros países han sido resultado de agitación y desobediencia civil. El identificar ley con moralidad y/o con rectitud democrática es ignorar o desconocer el papel de la ley en reproducir un sistema injusto y escasamente democrático, como es el español. Lo que han hecho aquellos sindicalistas es, en un acto de desobediencia civil, mostrar la situación dramática en la que se encuentran más de un millón de familias españolas que viven en situaciones miserables (que creíamos habían ya desaparecido en España), resultado de unas políticas públicas frente a las cuales la única actitud de decencia democrática es la de rebelarse frente ellas. Hay que agradecer a tales sindicalistas que, con tal acto, la sociedad española se concienciara del impacto que tales políticas están teniendo en nuestro país."

sábado, agosto 11, 2012

Con el SAT y su acción expropiando a los hiper, con los trabajadores.-




Sic.-

"‎...y salgamos en procesión cívica a defender la democracia (sic) del aventurerismo político que la pone en peligro, de las bocas insaciables de los llamado "pobres", del consumismo atroz de los que pretenden seguir viviendo por encima de sus posibilidades (mas sic), de los proclives probados (sic) a traspasar la línea roja del orden democrático, de los insolidarios que pretenden mantener una sanidad, una enseñanza insostenible, una economía no-competitiva..."

Permeable.-

(Comentario a breve de JTL sobre la acción de los hiper del SAT: La paz es el camino, también para los jornaleros http://bit.ly/P53CcW)

"Juan Torres López maravilla muchas de tus disquisiciones, criticas y análisis pero como político...en fin, se te nota muy poroso, permeable a las consignas del PSOE, vulnerable, está fuera de lugar este breve que comentamos, nadie había hecho daño a esa trabajadora, asustada acaso por perder su trabajo, o presa de un ataque de nervios., pero en ningún momento objeto de violencia como para que se justifique esas recomendaciones a la paz a los jornaleros, demasiado autocontenidos  para lo que están sufriendo."

Llamazares ante la entrevista trampa de los chiens de garde.-

Acaba de terminar la entrevista-trampa a Gaspar LLamazares en "la Cuatro" donde una periodista-doberman de guardia ha tratado de hacerle entrar en contradicción con Sánchez Gordillo y la acción del SAT, en ningún momento ha dejado de solidarizarse, la ha defendido como acto político para nada reducible a "robo" ni a cualesquiera competencia inclusa en el código penal, ha tenido una actuación impecable ante una periodista de extrema derecha que parece haber escuchado la llamada de arrebato de la burguesía ¡¡¡PORQUE LE HAN TOCADO LA PROPIEDAD!!! , claro es que se trata de pobres que "tocan" la propiedad de los ricos, cuando es al revés, cuándo los bancos estafan a lo ancianos vendiéndoles participaciones preferentes irrecuperable con engaño, saltándose la normativa de la CNMV, falseando los test de obligada cumplimentación para identificar la solvencia e idoneidad del suscriptor, ¡¡NINGUNO DE ESTOS PERROS GUARDIANES DEL SISTEMA HA LEVANTADO LA VOZ!!, y pongo este ejemplo obviando el mayor robo de todos, que se puede cuantificar y de hecho así se hace: EL TRASVASE DE RENTAS SALARIALES A RENTAS DEL CAPITAL, claro que es un poco más sofisticado que empujar un carrito del súper, pero al cabo eso si trata de robo, y no, como bien señala Llamazares, un acto de obvio significado político.

Opiniones como culos y los “peros” de cada cual.-

"Luis de los Santos parece que el tiempo de la reflexión que con buen juicio reclamas y pospones a un futuro indeterminado no es posible que sea respetado por los que creen que su opinión vale y puede llegar a pesar lo suficiente como para enderezar comportamientos "desviados" - según la "vanguardia" de que se trate. Esta no es la hora de marcar diferencias si no de formar compacto bloque frente a la represión, pero también a favor de acciones singulares no violentas capaces de ganar amplia repercusión mediática sobre la lucha de los trabajadores españoles contra la ofensiva ultraliberal-fascista, como está sucediendo con la acción de la expropiación a los hiper."


¿Razón política o razón corporativa?

“El artículo parece presidido por la "razón politica" entendida como manual de uso o gramática parda para políticos en ejercicio: de modo que lo peor de todo es que la acción pone en peligro la coalición andaluza. ¡Que pena de oportunidad perdida para quedarse calladita y no arrimar viento a las velas de la reacción!”

Últimas dosis de ingenuidad, o eso parece.-

"Totalmente de acuerdo, Antonio Garrido Porras, especialmente con tu último párrafo. Esa supuesta razón estratégica también tiene trampa, no es otra cosa que el miedo a que la ruptura de la coalición pudiera llevar al PP al gobierno de la Junta, a eso también respondió Gordillo, por más ambicioso y quizás porque la distancia de siempre mantenida respecto de PSOE e IU, que llevara añadida alguna dosis de ingenuidad inevitable, uno apostó por esta coalición, porque liderara la oposición al neoliberalismo euroalemana, a estas altura está claro que Gordillo conocía mejor el paño que uno mismo."

El más útil y barato de los masters en periodismo: adivinar que le gusta escuchar al Sistema.-

"En la 6ª se ha despachado igualmente a modo: ni en tiempos de Franco tantos periodistas "adivinaban" que quería escuchar el Régimen. Enorme repercusión en los medios de prensa franceses y alemanes. ¡Solidaridad con el SOC-SAT y el Alcalde de Marinaleda!"

Ante la jauría, dentelladas.-

“Ahora mismo en La 4, Gordillo responde con coherencia a las preguntas-trampas de los perros guardianes del sistema, es decir no se dejar coger y ha defendido a el 15M, ¡le está dando una caña a los banqueros del carajo! está recordando la estafa semiimpune de las participaciones preferentes, se desentiende de las insinuaciones de que con esta acción compromete la coalición de gobierno de Andalucia y recuerda la opción que defendieron en sus orígenes: que el PSOE gobierne con apoyos de IU pero sin comprometer a esta en la gestión de gobierno. Tratan de ridiculizarlo, de ponerlo en evidencia, de llevar al absurdo su discurso, Y SE LA TIENEN  QUE ENVAINAR. Chiens de garde, como dijo Serge Halimi, del Capital.”

¡Que detengan a Sartre!

"En el Paris de 1968 -uno tenía ya 19 años y algunos kms en la lucha de clases - Sartre se colocó delante de una fábrica ocupada y amenazada por la policía, los activistas gritaban "¡QUE DETENGAN A SARTRE! pues eso es lo que necesita esta lucha MUCHOS SARTRE, para ayudar a los activistas sociales y a los militantes proletarios."

No Border.-

"HOY Gordillo es una esperanza para el pueblo, esperemos que para TODO él, de Badajoz y Ciudad Real, Murcia hacia arriba, que el pueblo es ancho y me abona."