Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

sábado, octubre 13, 2012

La Cuadratura del círculo

Ignacio Sotelo

El Pais, 24, 12, 2005

Desenredando un equívoco.-

La polémica acerca del federalismo ha abandonado su nicho teórico-periodistico- programático para acercarse a la realidad de un proyecto político que se mantiene por ahora a extramuros del mundo institucional pero cuya formulación excede y trasciende el ámbito constitucional, legal, para ofrecerse como alternativa legalmente posible, capaz de contener, frenar, las ansias independentistas de Cataluña y Euskadi. 

La discusión en el seno de la izquierda (incluyendo al PSOE) es hoy obligada y efectiva, la primera capa a desvelar es la que mantiene prisionero a la izquierda de las estrategia soberanista, que a través de la exigencia de la asunción del derecho de autodeterminación cual paradigma de democraticidad (lo es para la practica actual de las tesis leninistas al respecto, viciadas en su origen) resulta  imprescidible para la obtención del  carnet de democrata. 

Sorteada con mayor o menos éxito la sospecha de incurrir en nacionalismo español de clase alguna, a través de la confesada participación de una cierta idea federal del estado, nuestros interlocutores parecen darnos una cierta tregua habida cuenta de la confusión entre federalismo y confederalismo, confusión que actúan como redes en que atrapados o secuestrados nos hallamos, mientras no nos pronunciemos contrarios a la formación de un estado (sic) (con)federal en España, por razones varias y multiples, que no viene al caso, pero entre las que sin duda se halla la legitima oposición al ejercicio del derecho de auotodeterminación que no creemos posible para España, para nada soportable por la legislación internacional al respecto, sensu contrario ya habrían recurrido hace muchisimo a las organizaciones internacionales, ONU, OCDE, OTAN, UE, toda suerte de soberanistas. Tampoco nos ablanda ni conmueve la variante ligth llamada "derecho a decidir", solo nos obliga a detenernos ante lo que mas parece un capricho, un deseo en todo caso, nada que venga protegido por leyes algunas.

Desenredando esa madeja, entre estados de las autonomias, estado federal o confederación de estados, un artículo de 2005 de Ignacio Sotelo, arroja no poca luz, en clave sumamente práctica por demás, de este artículo la entradilla mia es apenas una glosa, que de empobrecerlo lo haría seguro por escribir yo desde la izquierda extramuros, al otro lado del muro institucional, pero que es el muro mismo el que está en cuestión desde las declaraciones independentistas de Mas y la diada del 11 de sepetiembre. 

(leer completo La Cuadratura del circulo, de Ignacio Sotelo)

No hay comentarios: