Contra las patrias, el Viejo Maestro




La nacionalidad del obrero no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, es el trabajo, la esclavitud libre, el automercadeo. Su gobierno no es ni francés, ni inglés, ni alemán, es el capital. Su aire nativo no es ni francés, ni alemán, ni inglés, es el aire de la fábrica. La tierra que le pertenece no es ni francesa, ni inglesa, ni alemana, está a unos cuantos pies bajo el suelo.
Karl Marx: Crítica de «El sistema nacional de economía política» de Friedrich List

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Páginas vistas en total

¿Porque IRA y LUX?

En realidad es un verso del poema de Gabriel Celaya, "España en marcha", bien conocido y memorable cantado por Paco Ibáñez: "...Ira y luz, padre de España, vuelvo a arracarte del sueño, etc." Me pareció un par de actitudes irreenplazables, cuándo hay motivos para ellas, sobre todo se hallan un grado mas hacia allá que la Indignación y acaso otro tambien mas allá de la conseja de Gramsci para el intelectual comunista: entender, traducir, decir.
Con todo, esa equidistancia,  esta "Ira" intelectual, está mas cerca de la Democracia y de la cuestión social que de ningún otro lugar o acomodo, además de en España, sin orgullo pero igualmente sin mala conciencia.  Como diría mi amigo Pepe F.: "pues lo mismo pero con la vena (del cuello) gorda". Que motivos hay: ¿o no?
¿Y que hay de la  "X"? ¡pues que he hecho trampas! a beneficio de La Santa, Rosa Luxemburgo, mi patrona.